espacio de coworking valencia

Si andas metido en el mundo del emprendimiento, startups e inversores, habrás oído hablar del concepto de escalabilidad de un proyecto. Esta condición es una de las cualidades más atractivas para que los inversores quieran invertir en tu negocio. Pero, ¿qué significa ser escalable? 

 

¿Qué significa realmente ser escalable? ¿Tiene algo que ver con la escalada de montaña? No, para nada. Muy lejos de la realidad. Vamos a intentar, desde nuestro espacio de coworking, diluir algunas dudas al respecto. 

 

Fuera bromas, la escalabilidad está relacionada con el crecimiento. Los modelos de negocio escalables son aquellos capaces de generar ingresos rápidamente sin que por ello deba crecer su estructura de costes.  Es decir, con la misma estructura de negocio, generamos más ingresos, bien por la creación de nuevas líneas de negocio, bien, por ejemplo, porque nos abrimos a otros mercados.

Es la capacidad de generar ingresos exponenciales, no sólo de ser rentable. Es decir, si invertimos 10, sacar 100 de beneficio. Si invertimos 10 y sacamos 40 somos rentables, pero no de forma exponencial.

 

¿Cuál sería la diferencia entre los escalables y nos lo no escalables? Te lo explicamos desde nuestro espacio de coworking HuiWork:

 

  • Negocios no escalables: aquellos en los que la estructura de costes crece pareja a sus ingresos.  Para ganar más, hemos de invertir/gastar más.  Estos negocios normalmente son el del sector servicios y basan su negocio en el tiempo invertido. Los inversores suelen huir de este tipo de negocios)
  • Negocios escalables: aquellos en los que la estructura de costes no va de la mano de los ingresos. Generan ingresos de forma más rápida de lo que crece su estructura de costes.  Los costes crecen con tasas diferentes y cuantos más ingresos se generan, más aumenta el margen de beneficio del negocio. Estos negocios son asociados a productos. Un buen ejemplo sería Spotify. Igual le da prestar el servicio a 100 que a 100.000. Está claro que hay un aumento de servidores, pero no crecería de la misma manera que la curva de ingresos

 

Pero no nos confundamos. Esto no significa que los no escalables sean malos negocios y los escalables buenos por definición. Simplemente que quizás no te harás rico con los no escalables.

 

Además, no olvidemos que podemos convertir un negocio no escalable en escalable invirtiendo en, como ya hemos comentado, nuevas líneas de negocio o, por ejemplo, apertura a nuevos mercados. La barrera de la nula escalabilidad del sector servicios puede romperse y así lo hizo Alex Osterwalder, inventor del Modelo Canvas. Alex Osterwalder consiguió complementar un negocio de consultoría, conferencias y formación totalmente sujeto al factor tiempo con elementos como la venta de un libro, la  Aplicación para iPad y Sponsors. 

 

En tus manos está la elección de un modelo de negocio u otro. Esperamos haberte aclarado un poco los conceptos. Y si además, necesitas asesoramiento, puedes contar con nuestro espacio de coworking. Contáctanos. 

Pin It

¿Tienes dudas? Contacta con nosotros

Contacto

Suscríbete a nuestra newsletter