centro-de-coworking

Desde nuestro centro de coworking vamos a intentar abordar un tema un poco delicado pero bastante habitual en el tejido empresarial: emprender con la pareja o mejor/es amigo/s.

 

Partiendo de que la confianza es vital para tener un socio, a veces se cree que la confianza que podemos tener con nuestra pareja es justamente lo que necesitamos para emprender un negocio. Mismo planteamiento para con nuestro mejor amigo. Sin embargo, no todo es oro lo que reluce.

 

Recientes estudios del investigador Noam Wasserman plantean que, en torno al 40 % de las starutps tiene entre sus miembros/componentes amigos.  Sim embargo, recalca Noam Wasserman que, incorporando a un amigo al negocio, las posibilidades de fracaso se incrementan en un 28,6% por amigo. ¿Por qué ocurre esto? ¿La razón es porque, en aras de preservar la amistad y mantenerla, se tiende a obviar y no querer ver los problemas reales del negocio?

 

A priori, puede parecer que la confianza sea uno de los valores más importantes a tener en cuenta, no cabe duda, pero existen otros a los que para nada hay que dar la espalda. La compatibilidad de caracteres también es algo que se presupone en una pareja sentimental o de amigos, y esto se puede trasladar, como valor positivo, a la empresa en común. Pero no es suficiente con esto. Hemos de tener en cuenta más factores y variables.

 

Desde nuestro centro de coworking consideramos muy recomendable pararse y analizar la situación antes de comprometernos.  

 

Lanzamos estas preguntas que creemos pueden ayudarnos a decidirnos en asociarnos o no:

 

¿Tenemos los mismos valores y objetivos mi posible socio y yo?

¿Vamos a implicarnos de la misma manera en tiempo y forma?

¿Mis debilidades son sus fortalezas? ¿Nos complementamos?

¿Qué haremos en caso de surgir dificultades entre nosotros?

 

 

Es evidente que los roles, los límites y las expectativas pueden difuminarse con el tiempo y que resulte muy difícil separar el terreno personal del profesional.  Es por ello que resulta muy recomendable redactar un documento consensuado donde se contemple la ruta a seguir cuando surjan problemas, desavenencias y discusiones. Porque si hemos de tener una cosa clara es que los problemas surgirán sí o sí.

 

Las ventajas e inconvenientes de emprender con nuestra pareja y/o amigos son muchas. Está claro que el cariño no está reñido con los negocios, pero hemos de ser realistas y sensatos.

 

Nuestros consejos más básicos desde nuestro centro de coworking serían:

 

  • Analizar la situación
  • Hacer una puesta en común con nuestro posible socio de nuestros puntos de vista y dudas
  • Diseñar documentos / protocolos de actuación

 

 

Desde nuestro centro de coworking HuiWork te animamos a emprender con tu pareja o amigo tras llevar a cabo estos pasos. Son muy habituales los casos de éxito de empresas formadas por amigos, parejas o matrimonios. Aunque a priori pueda parecer una mezcla explosiva, también puede tener muchísimas ventajas que también hay que considerar y valorar.

 

Así pues, solo podemos concluir que, como muchas cosas en la vida, depende del caso.

Cuéntanos tu experiencia, tu punto de vista u opinión y la contaremos en nuestra web.

 

Nota: Recomendamos el libro “Los dilemas del fundador”.

Pin It

¿Tienes dudas? Contacta con nosotros

Contacto

Suscríbete a nuestra newsletter