espacio coworking valencia

Un espacio de coworking es el lugar ideal para emprender en cualquier estación del año, pero, en HuiWork, apostamos fuerte por el otoño.

Ya ha pasado  el verano, las temperaturas  van en descenso. Atrás quedan las vacaciones y el relax. Septiembre es el mes perfecto para la reflexión, para marcar un punto de inflexión y tomar decisiones. Ahora podemos planear tranquilamente la estrategia y pasar a la acción sin más dilación.

 

A menudo se habla de la “depresión otoñal” y sí, es lógico que nos veamos influidos por estos cambios de estación. Los días se acortan, llega el frio y todo parece un poquito más gris. Aunque no todo es malo, no te dejes  llevar por ese estado de ánimo. Ahí estás tú para desmarcarte de la tendencia general y darle la vuelta a las cosas.   

 

Y qué mejor lugar para cambiar tendencias que un espacio de coworking rodeado de emprendedores, freelance, autónomos y startups donde contagiarte de ese espíritu emprendedor.

 

En HuiWork, espacio de coworking en Valencia, queremos darte nuestro punto de vista.

 

6 razones para emprender en otoño:

 

  1. Las empresas retoman su ritmo normal de trabajo y  por tanto hay más oportunidades para dirigirnos a ellas si nuestro proyecto es B2B.
  2. Para emprender un proyecto seguramente tendremos que llevar a cabo trámites administrativos, buscaremos financiación, asesoramiento, etc. En otoño las instituciones, bancos y empresas ya están de vuelta de las vacaciones, así que  todo fluye con más rapidez que en verano.
  3. En otoño existen muchas oportunidades de negocio si sabes detectarlas. Solo has de estar atento. Existen muchos sectores que se ven beneficiados por la llegada de esta estación. Por ejemplo, el sector de la moda es ahora cuando lanza sus nuevas colecciones, el sector gastronómico es ahora cuando cambia sus cartas y ofrece sus menús de temporada, en el sector de la educación es ahora cuando se estudian propuestas de actividades extraescolares.
  4. Durante los meses de vacaciones es cuando se han dado más cambios en el mercado y se crean tendencias. Ahora es el momento de madurar nuestro proyecto, adaptarlo a esos cambios y realizar los ajustes necesarios.
  5. Venimos de vacaciones y del verano con las pilas cargadas. Ahora es el momento perfecto para recogernos, reinventarnos e invertir nuestra energía en nuestro proyecto.
  6. Dicen que hay que enamorar al cliente en primavera, refrescarlo en verano, abrigarlo en invierno y consolarlo en otoño. El cliente es ahora  cuando necesita consuelo y está más receptivo a estímulos externos y a nuevas propuestas.

El otoño puede ser un muy buen momento para iniciar/madurar proyectos y negocios, realizar nuevas propuestas y analizar tendencias en muchos sectores económicos.

No lo dudes más, trasládate a un espacio de coworking, rodéate de gente como tú y empieza una nueva experiencia.

Pin It

¿Tienes dudas? Contacta con nosotros

Contacto

Suscríbete a nuestra newsletter